jueves, 19 de mayo de 2016

Me recreo en sus labios
como si allí
estuviera la salida
allí
donde los profetas
pudieran predecir
el final de mis días
allí
dónde el aliento
sabe también
a desaliento
allí
donde se cruzan las lenguas
buscando

nuevos caminos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada